Download Free Templates http://bigtheme.net/ Websites Templates

FEBRERO EN CUSCO, UN MES PARA DISFRUTAR DE LOS EXQUISITOS
AGUAYMANTO Y CAPULI

Estas por visitar Cusco?...si así es, tendrás por vivir experiencias únicas y disfrutar de sus extraordinarias maravillas, de arte, de música, de danza, de cultura, de historia, de identidad y de una gastronomía espectacular. La Región del Cusco, en medio de sus distintas zona altitudinales, presenta una amplia variedad de productos fruto de la rica y fértil tierra de su valles y de sus hermosas llanuras; a partir del mes de diciembre de todos los años, cuando la lluvia fresca empieza a aparecer, riega los extensos campos del espectacular Valle Sagrado de los Incas y de su asombroso y distintos campos, para convertirlos en verdes pastos. Pobladores locales y visitantes, cada año gozamos del privilegio de despertar nuestros sentidos, con una espectacular vista de los campos que florecen, en medio del delicioso aroma a tierra húmeda, el incomparable sabor de los diversos frutos de la tierra, como el maíz blanco presentado en sus tiernos y dulces “choclos”, frutos frescos de la estación, con intensos sabores y colores; el suave sonido de los arroyos, el canto de la avecillas y por donde se mire de un espectacular escenario.

Cuando llega el mes de enero y le va siguiendo el mes de febrero; el clima y la tierra se tornan propicias para cosechar los mejores frutos de la siembra de los meses pasados. Algunos de los frutos emblemáticos y muy deseados por sus deliciosos sabores agridulces y dulces; son el Aguaymanto y el Capulí.

El Aguaymanto viene a ser un arbusto oriundo de los Andes Peruanos, conocido como una fruta nativa desde la época de los Incas. Fue uno de los frutos preferidos en el jardín de los nobles y particularmente cultivado en medio del Valle Sagrado de los Incas. El fruto del Aguaymanto de dio a conocer al mundo desde el siglo XVIII, y se mantuvo como una exquisitez en tiendas de productos exclusivos..

Se presenta como un fruto de esferas suculentas y doradas, protegidas por una cáscara no comestible de una textura como el papel, de tamaño pequeño y de gusto agradable, que le dan al fruto una apariencia apetecible, al igual que su exquisito e intenso aroma, con un sabor peculiar agridulce y amargo de buen gusto. Esta fruta nativa de origen peruano; constituye una parte importante en la dieta alimenticia de las poblaciones de las zonas rurales donde crece y se propaga de forma silvestre, especialmente en las áreas con temperaturas más calientes y secas, muy cercana a los Andes. Últimamente la demanda local, nacional e internacional de este exquisito fruto se encuentra en estado creciente; tanto en frutos frescos como en productos transformados.

En la actualidad el Aguaymanto es cultivado fuera del Perú con otros nombres, donde esta planta se ha proliferado exitosamente.

Quieres saber otras denominaciones de origen del Aguaymanto, y en qué y cómo en otros idiomas es pronunciado?...observa y aprende que interesante resulta:

En quechua es el Topotopo.

En aymara es el Uchuba, cuchuva

En español o castellano es el Capulí, guinda serrana, aguaymanto, tomatillo, uvilla (Perú); capulí o motojobobo embolsado (Bolivia); uchuva, uvilla, guchuba, (Colombia); cereza de judas, topo-topo (Venezuela); uvilla (Ecuador); cereza del Perú (México); otros, amor en bolsa, cuchuva, lengua de vaca, sacabuche, tomate silvestre, etc.

En inglés es el Golden berry, cape gooseberry, giant groundcherry, peruvian groundcherry, peruvian cherry (U.S.), poha (Hawai), jam fruit (India), physalis.
Sin embargo, su mayor riqueza reside también en la abundante concentración de vitaminas A, B y C, que se encuentran en el mismo fruto.

El Aguaymanto es un alimento energético natural, ideal dentro de la dieta de los niños, deportistas y estudiantes, por su alto contenido de vitaminas A, C y algunas vitaminas del complejo B así como de hierro, fósforo y carbohidratos. El contenido de proteína y fósforo, excepcionalmente altos, son indispensables para el crecimiento, desarrollo y correcto funcionamiento de los diferentes órganos humanos. Es recomendado para personas con males diabéticos de todo tipo, durante el tratamiento de las personas con problemas de la próstata gracias a sus propiedades diuréticas. Es rico en vitamina C por su alto contenido de ácido ascórbico).

El Aguaymanto es también deshidratado. La técnica de deshidratación es un método muy antiguo para la preservación de alimentos. La historia nos revela que dentro de las culturas Egipcia, China e Inca; se deshidrataba éste fruto, expuesto muchos días al sol; de manera que pidieran ser conservados durante el invierno. La ventaja de la deshidratación, está en que los frutos logran preservar de esta manera, la mayor parte de sus propiedades nutricionales. La deshidratación de los frutos, está considerada por los agricultores de la región andina como una excelente alternativa para el fácil almacenamiento de mismo, y la reducción de la merma o desperdicio.

Durante todo el mes de enero, febrero y parte de marzo, Cusco y sus valles nos permiten disfrutar de éste delicioso y muy conocido mundialmente fruto andino; con el cual las familias cusqueñas, hasta reconocidos gastrónomos de la pastelería, local, nacional y extranjera; preparan exquisitos potajes con el fruto del Aguaymanto; como las compotas azucaradas, las mermeladas, los guisos dulces, bebidas frías y calientes entre otros. Éste apetitoso y solicitado fruto de sabor agridulce, es utilizado en la cocina occidental, para elaborar platillos salados; sin embargo es muy utilizado preferentemente dentro de la repostería andina y peruana. Cusco te espera con sus innumerables sabores, aromas y frutos de estación, durante uno de los meses con lluvia más hermosos del año, enero y febrero.